Calama vivió una jornada de manifestaciones, paros, uso de balines y marchas de más de 5 mil personas

Desde la Anef precisaron que hubo una alta convocatoria de funcionarios adheridos.

Calama despertó con barricadas, caminos cerrados, diversas paralizaciones y la muerte de un joven de 27 años. Mientras que durante la mañana y la jornada de la tarde los loínos se manifestaran en multitudinarias marchas, la primera llegando hasta la entrada del sector sur. En total, se congregaron más cinco mil personas.

De acuerdo a lo explicado por el comisario de la Primera Comisaría de Carabineros, el mayor Robinson Villarroel, debieron actuar en el despeje de las rutas y detuvieron a quienes protagonizaron disturbios, entre ellos el concejal PC, José Mardones, a quien se le consideró ilegal su aprehensión, pero de igual manera fue formalizado por desórdenes y maltrato de obra a Carabineros.

Foto contexto.

En tanto, un joven de 27 años falleció al ser atropellado por el conductor de un camión. El hecho fue a un kilómetro de Calama por la ruta que une con San Pedro de Atacama y según los antecedentes, la víctima habría estado participando en la generación de barricadas junto a otros manifestantes. El responsable fue detenido y se amplió su formalización de investigación para este miércoles.

Marchas

A las 09.00 horas estaba la convocatoria para manifestarse en Calama, la intersección de Huaytiquina con Balmaceda fue el epicentro, al que llegó una cantidad importante de ciudadanos. La columna siguió con dirección al sur, mientras iba congregando a más personas, incluidos los funcionarios públicos que se adhirieron al paro nacional, los colectiveros, mineros y familias loínas.

La marcha pasó por las principales calles del centro de la ciudad y llegó hasta la entrada sur, donde el Ferrilo se convirtió en el emblema para manifestarse y donde los calameños entonaron el himno de Calama.

Mientras cientos de personas caminaban, en el centro se registraban barricadas, específicamente en calle Abaroa, donde funcionarios de la Policía de Investigaciones habrían disparado balines para dispersar la turba de personas desde calle Latorre. Las oficinas de Copeuch fueron atacadas, como también de otras oficinas ubicadas en Sotomayor.

Paralización

Si bien desde el Gobierno precisaron que hubo una baja convocatoria por parte de los empleados públicos, el presidente de la Asociación de Funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Cecil Lazo, hizo el seguimiento de lo que ocurrió en Calama, comentando que hubo una buena adhesión de funcionarios.

“Los funcionarios adheridos marcharon, porque están comprometidos. La semana pasada nos sentamos a conversar y el movimiento social se organizó y ha ido creciendo con las semanas, porque todos somos trabajadores de clase media y nos toma parejo el tema. Nosotros hace tiempos que estamos dando señales”, precisó.

Mencionó que si bien la paralización era sólo por este martes, no descartan que puedan seguir con las manifestaciones.


Ayuda a llegar a más gente!

mas noticias