Vacuna contra la influenza: ¿Dónde conseguirla gratis?

La dosis no tiene costo para personas que integran los grupos de riesgo.

En marzo se inició la campaña de vacunación gratuita contra la influenza para los grupos de riesgo en consutorios públicos y vacunatorios privados con convenio que también entregan la dosis sin costo.

La influenza genera cada año entre 4 mil y 6 mil hospitalizaciones a nivel nacional en los diversos organismos de salud. Los niños menores de cinco años y los mayores de 65 son los grupos etáreos más propensos a sufrir esta enfermedad contagiosa u otras relacionadas a este virus.

La vacuna se encuentra disponible en todos los establecimientos de atención primaria del sistema público de salud, en todos los vacunatorios del sector privado ubicados en clínicas privadas en convenio; y en vacunatorios móviles y puestos instalados en sitios de alta concurrencia de personas mayores y otros grupos objetivos.

Además, los equipos de los centros de salud del sistema público se trasladarán a colegios, jardines infantiles y otros lugares en los que se concentra población prioritaria para la campaña.

Quienes formen parte de los siguientes grupos de riesgo deben acercarse al recinto de salud más cercano a su domicilio y solicitar la vacuna:

  • Embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación.
  • Niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 meses a 5 años 11 meses 29 días.
  • Adultos de 65 años y más.
  • Enfermos crónicos.

 Además de estos grupos, también deben recibir la vacuna:

 – Trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos.

 – Personal de Salud (en el sistema público y privado).

 – Enfermos crónicos entre 6 y 64 años, portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:

  • Diabetes.
  • Enfermedades pulmonares crónicas, específicamente: asma bronquial; EPOC; fibrosis quística; fibrosis pulmonar de cualquier causa.
  • Cardiopatías, específicamente: congénitas; reumática; isquémica y miocardiopatías de cualquier causa.
  • Enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.
  • Obesidad Mórbida.
  • Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor.
  • Hipertensión arterial en tratamiento farmacológico.
  • Insuficiencia renal en diálisis. Insuficiencia hepática crónica.
  • Enfermedades autoinmunes como Lupus; escleroderma; Artritis Reumatoidea, enfermedad de Crohn, entre otras.
  • Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
  • Infección por VIH.
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

Ayuda a llegar a más gente!