Municipio deberá pedir disculpas públicas y pagar tres millones de pesos a exdirectora de Finanzas

El tribunal del Trabajo de Calama acogió la demanda interpuesta por la exdirectora de Finanzas del municipio, Mirza Cruz Ramos, aseverando que existió vulneración “a los derechos, a la honra e integridad psíquica”, por lo que se le deberá pedir disculpas públicas y el pago de tres millones de pesos, además de las costas del juicio.

La concejala, Carolina Latorre, dijo que la sentencia es “lapidaria, porque dice que acoge en todas sus partes la demanda, además cuando se pierde una causa con costas significa que lo perdiste todo, porque incluso deberán pagarle el abogado a la señora Mirza Cruz”.

Carolina Latorre Concejala 

Explicó que si bien la demandada pidió cien millones de pesos por el daño moral, el tribunal estimó que sólo debían ser tres millones, “lo que no me parece tan malo, porque hay que considerar varias situaciones, primero que las indemnizaciones laborales cuando la relación se termina son altas, pero cuando se mantiene vigente son normalmente bajas y ella sigue en el municipio”.

Agregó que el fallo también estableció que el director de la Secplac, Tomislav Defilipis “vulneró el derecho de la trabajadora por el acoso laboral que se produce, lo que es grave. No es que ella estaba bajo presión y los tres millones eran por un tratamiento psicológico como dijeron del municipio”.

Latorre comentó que el alcalde deberá pedir disculpas públicas en El Mercurio de Calama donde se declaró en contra de Cruz Ramos, teniendo que salir en portada, además “de pagar las costas por la suma de 500 mil pesos, eso significa que son los honorarios del abogado de la señora Mirza, además de pagar el peritaje que tuvo que incurrir para comprobar el tema. Acá el municipio perdió todo, no hay nada que ganar”.

Considerando que esta no es la primera demanda que el municipio pierde, la concejal declaró que “estoy aburrida que los calameños terminen pagando los errores del alcalde, podríamos tapar los hoyos de las calles o tener más plazas con esos dineros”.

Por su parte, el concejal José Mardones también manifestó su molestia contra el municipio y su solidaridad con la funcionaria “que generó este proceso y me parece muy bien que haya ganado”.

José Mardones Concejal 

“Ellos (municipio) se mostraron conformes porque había solicitado cien millones y el tribunal lo bajó a tres, lo que demuestra la soberbia que tienen, porque si se mira el fallo es contra el municipio, dándole la razón a la trabajadora por la forma en que fue humillada, como fue tratada no solo por el alcalde, sino también por el director de la Secplac”, añadió Mardones.

Enfatizó que este caso no tiene que ver con dinero, sino con la dignidad de los trabajadores, de dejar en evidencia cómo la nueva administración los está tratando.

“Tenemos una administración que no entiende que primero están los trabajadores. Todos tenemos problemas laborales pero no problemas por mal trato”, recalcó.

Municipio

Por su parte, desde el municipio se mostraron “conformes” y que se tomarán los días que correspondan para analizar el fallo para ver los resquicios legales que puedan venir.

“Estamos conformes porque de 100 millones de pesos se bajaron a tres”, dijo el asesor jurídico Carlos Ávalos, quien aseguró que los cargos directivos siempre están sometidos a estrés y que “se entiende que las personas puedan tener problemas psicológicos, pero es parte del cargo”.

Dijo que en cuanto a la remoción del cargo de directora de Finanzas y trasladarla a Administración no fue ilegal, sino que va de la mano con una facultad del alcalde, descartando el maltrato a la funcionaria.

Tamara Aguilera Administradora Municipal 

En tanto, la administradora municipal, Tamara Aguilera, comentó que están tranquilos y que en cuanto al daño moral y menoscabo se resolvió “que hubo daño psíquico y que era por las funciones que desempeña. Hay que tener mucha fortaleza en cuanto a las presiones y ella no habría podido con eso y en razón de eso habría tenido una enfermedad que para la Mutual no fue declarada laboral”.

Respecto al déficit que han denunciado desde que asumieron el municipio, argumentó que esperarán el resultado de la auditoria de la Contraloría General de la República.

Responsabilidades

Ante toda esta situación, la concejala Carolina Latorre enfatizó que en el próximo concejo municipal pedirá la renuncia de Defilipis, “porque moralmente debiera hacerlo. Me llama profundamente la atención que digan que son solamente tres millones cuando son dineros del municipio y eso quiere decir que lo pagan todos los calameños”.

“Alguien tiene que asumir las responsabilidades políticas y es Tomislav Defilipis quien dijo que había déficit cuando no lo hay, acosó a una trabajadora, vulneró los derechos fundamentales. No sé qué quiere el alcalde, porque cuando se llega a vulnerar los derechos de los trabajadores, como hemos sido condenados, vamos a aparecer en un registro público de vulneradores de derechos fundamentales que lleva la inspección del trabajo, lo que es gravísimo”, puntualizó.

Ayuda a llegar a más gente!