Copesa S.A. deberá pedir disculpas y rectificar información publicada en La Tercera en caso del 73’

Empresa justificó ejecución basada en que víctimas atacaron una población militar.

Después de 46 años la justicia, mediante la Corte de Apelaciones de Santiago, condenó el mal uso de los medios de comunicación en dictadura. Por un fallo unánime, la empresa Copesa S.A. deberá pedir disculpas públicas y rectificar la información que publicaron un 2 de octubre de 1973 asegurando que Jorge Oyarzún Escobar y Juan Escobar Camus habían sido ejecutados por haber atacado con disparos una población militar.

Este caso llegó a este término gracias a la las acciones que inició la hija y sobrina de las víctimas, Paola Oyarzún Escolar y del ministro que investigó el hecho, Hernán Crisosto, quien en diciembre de 2016 logró establecer que ambos hombres fueron víctimas de lesa humanidad.

Según informó el  Poder Judicial, con esta sentencia “se requiere por la compareciente la rectificación de la información falsa difundida en su oportunidad por el diario La Tercera, y para resolverla no es posible sustraerse al contexto en que se demanda, en cuyo origen se encuentran delitos de lesa humanidad, como ya se expresó ut supra, solicitándose por la recurrente la protección que la Carta Política establece frente a actos que se consideran ilegales y arbitrarios por vulneración a las garantías constitucionales que invoca, consagradas en el artículo 19 de dicho magno Estatuto y que con arreglo a lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República, por lo que resulta claramente procedente”.

La resolución, en tanto concluyó que “se acoge el deducido en estos autos y se declara que la empresa periodística Copesa S.A. debe proceder a través de su diario La Tercera, a publicar la rectificación que le fue requerida por comunicación de 24 de octubre de 2018, acompañada al recurso, en los términos que le fue solicitada; esto es, con pública disculpa y en el mismo tenor de la publicación de 1973, con la misma extensión y visibilidad con la que fue publicada, sin costas por no haber sido solicitadas”.

Link del fallo

ElReferente