Con una marcha #NiUnaMenos se tomó las calles de Calama

Las mujeres loínas respondieron al llamado que hizo el Movimiento de Pobladores en Lucha (MPL) para unirse a la manifestación en contra de la violencia de género. Hicieron una marcha que incluyó las calles Latorre, Antofagasta y Granaderos para terminar en la Central Unitaria de Trabajadores, además de participar en una velatón y de escribir en un lienzo blanco todo lo que ya no quieren que les hagan, el que se convertirá en una bandera de lucha.

Una de las organizadoras, Itamar Paniagua, comentó que es necesario que en Calama se empiece a tomar conciencia con este tema y “como mujeres organizadas queríamos estar en esta iniciativa, de si nos tocan a una nos tocan a todas”.

Precisó que es necesario levantar la voz, porque muchas veces las órdenes de protección no funcionan y una cantidad importante de mujeres terminan siendo víctimas de graves lesiones e incluso la muerte. “Muchas de nuestras vecinas son agredidas a diario, por eso dijimos basta en Calama”.

María Robles, una de las dirigentas de red de Mujeres de El Loa, manifestó que se unieron a esta marcha porque va en la misma línea de la lucha que han mantenido desde que se conformaron, “pensamos que el flagelo a las mujeres debe terminar. Creo que se ha naturalizado la violencia e incluso hay una campaña paralela “NiUnoMenos”, donde se pretende invisibilizar la lucha que hemos dado las mujeres. No niego que no existan hombres agredidos, pero son cifras marginales”.

Lisbeth Monardes llegó con su hija de seis años y su lucha es aportar a un cambio en la mentalidad de la sociedad, “porque no quiero que mi hija viva en un mundo así, en que vemos cosas feas. Estoy en contra hasta de los piropos, porque estamos muy expuestas sólo por ser mujeres”.

comentarios1

ElReferente