El chileno Diego “Pitbull” Rivas va por su tercera victoria en el UFC

El próximo sábado 5 de agosto en Ciudad de México, el chileno Diego “Pitbull” Rivas (7-0-0), volverá a reaparecer en el top de la escena de las Artes Marciales Mixtas volviendo al octágono de UFC donde tendrá que revalidar la gran impresión que dejó en su último combate derrotando con una rodilla voladora (flying knee) al estadounidense Noad Lahat, ganándose el asombro de todos y la bonificación por la “mejor actuación de la noche” gracias a su sorprendente y agresivo nocaut el pasado 6 de febrero de 2016 en Las Vegas.

Este evento llamado “UFC Fight Night Mexico” tendrá como característica principal la gran participación de peleadores latinoamericanos que animarán las peleas de semi fondo (Prelims) y las de fondo (Main Card), siendo el combate de Diego Rivas la encargada de abrir los fuegos de las preliminares a eso de las 20:00 pm horario nacional.

Análisis

Al escuchar a Diego hablando en distintas entrevistas que son obligatorias cuando es semana de pelea, es imposible no sentir mucho orgullo y compromiso por su trayectoria. Es un peleador que si bien está invicto, en sus dos duelos de la UFC ha ido generando más ruido a puro esfuerzo y buenos desempeños. Viene de ganar una batalla dura contra un cáncer que lo alejó más de un año del profesionalismo y podemos considerar en base a su discurso que hambre y corazón le sobra.

José “El Teco” Quiñonez.

Su rival es el mexicano José “El Teco” Quiñonez (6-2-0), muy peligroso en la lona que seguro intentará llevar la pelea al piso para intentar alguna sumisión. Su última pelea fue el 17 de septiembre del año pasado, por lo que tampoco viene con mucha actividad en el cuerpo. Rivas tendrá imponer condiciones con sus golpes y patadas arriba, cerrando la distancia e intentando evitar cualquier intento de derribo. Este combate será en el peso gallo (61 kg) donde Rivas ha señalado que puede ser una categoría donde mostrará más argumentos para escalar en los rankings y poder meterse en el grupo selecto de contendores al cinturón que hoy tiene en sus manos el americano Cody “No Love” Garbrandt.

En síntesis, el escenario ideal para Rivas es ganar para que su debut en esta aventura en una categoría de peso diferente sea la introducción a nuevos desafíos y combates con peleadores que estén ranqueados más altos que él, manteniendo el sueño de poder entrar ese top 15 donde la pista se empareja y cualquiera que agarra una racha ganadora puede tener opción a pelear por el título. Es un camino duro y largo, y por la misma razón esta pelea no puede ser tomada como cualquiera. El nativo de Cholchol (Región de la Araucanía), representará a todo el pueblo chileno en la velada de este sábado y habrá que seguirlo atentamente. Chile por fin tiene un exponente en la elite de este deporte. Lo que venga después sólo servirá para sumar.

Se podrá ver por Fox sports 2

ElReferente