Obispo de Calama llamó al municipio a no seguir con los despidos

Considerando el masivo despido que se realizó en el municipio de Calama y en sus respectivas corporaciones, el obispo de Calama, monseñor Oscar Blanco, hizo un llamado a las autoridades comunales a ser más sabios en la administración sin tener que llegar a esta instancia de desvinculaciones.

“El municipio de una comuna es por definición un organismo público que debe velar por el mejor bienestar de sus habitantes y este debe ser el horizonte que guíe a quienes por elección ciudadana son elegidos para esta tarea”, dijo el religioso.

En este sentido, hizo un llamado a “hacer los esfuerzos para que con sabiduría se pueda mejor administrar el consistorio local, sin tener que recurrir al despido de trabajadores para hacer frente a un posible déficit presupuestario”.

Dijo que bien es conocida la situación económica del país, de esto se debe rescatar la confianza del recurso humano, “que con su entrega, voluntad y sacrificio pondrán nuevamente en la senda del crecimiento a nuestra querida tierra”.

Despedidos

En cuanto a las personas afectadas, monseñor ratificó su compromiso de acompañarlos con “oraciones y cariño. Alentamos a toda la comunidad para que aportemos desde nuestro ámbito a generar puestos de trabajo y facilitar la integración sin menosprecio de condición alguna, sino anteponiendo la dignidad de toda persona humana”.

ElReferente